martes, 26 de abril de 2011

Análisis Procesión del Señor Preso

Finalizada la Semana Santa de este 2011, es momento de completar los análisis de las procesiones que nos quedaban por hacer.

Elegante salía, sobre las 6:20 de la tarde, la Procesión del Señor Preso desde la Iglesia de la Luz, minutos después de concluir la celebración de la Misa de la Cena del Señor. Caía la tarde del Jueves Santo y comenzaba el Triduo Pascual. Ni comparación tiene ver a San Juan portado a hombros que llevado a carro. Ojalá en próximos años se recupere esto para el Vía-Crucis y el Santo Entierro, porque ver a la santa imagen bajar por la Calle Grande al ritmo del redoble de la caja no tiene precio. Al discípulo amado le seguía el Señor de la Sentencia, que por fin podía lucir por las calles del casco después de la "carrera" de la noche pasada para llegar a la Parroquia por la lluvia. A continuación salía el paso que preside esta procesión: el Señor de la Humildad y Paciencia o Señor Preso. No se cansa uno de ver esta belleza de imagen, de lo mejor de Alonso de la Raya. Cerraba la procesión, como es tradición, la Virgen de los Dolores, con un adorno floral distinto al del Viernes de Dolores; si aquel era hermoso, este era sublime. El corto recorrido de la procesión (ojalá se amplíe en los próximos años) no restó solemnidad al cortejo, que avanzaba sin prisa pero sin pausa hasta la Plaza de La Luz, expectante al paso de la procesión. Los Silos, ahora sí, ya olía verdaderamente a Semana Santa. Ahora, tocaba prepararse para una de las noches más hermosas del año que, aunque actualmente no se celebre en ella ninguna procesión, se vive intensamente en nuestro pueblo (un claro ejemplo fue el mantener abierta la Iglesia de la Luz toda la noche para adorar el Santísimo: no se pudo hacer el año pasado y no se tenía previsto hacerlo este, pero gracias al sacrificio de varios parroquianos, se pudo recuperar).

El detalle: amplia participación en esta procesión, una de las más concurridas en nuestra Semana Santa.

El destacado: San Juan Evangelista portado a hombros sobre sus andas, precioso.

No hay comentarios: