martes, 28 de febrero de 2012

La Pasión silense en el Evangelio: Jesús carga con la cruz

El Nazareno (Jn, 19:17 / Lc, 23:26-32)


19:17 Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota;


23:26 Y llevándole, tomaron a cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le pusieron encima la cruz para que la llevase tras Jesús.


23:27 Y le seguía gran multitud del pueblo, y de mujeres que lloraban y hacían lamentación por él.


23:28 Pero Jesús, vuelto hacia ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, sino llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos.


23:29 Porque he aquí vendrán días en que dirán: Bienaventuradas las estériles, y los vientres que no concibieron, y los pechos que no criaron.


23:30 Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros; y a los collados: Cubridnos.


23:31 Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará?


23:32 Llevaban también con él a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos.

viernes, 24 de febrero de 2012

Madre e hijo en el barrio


Foto: transcurso del Vía-Crucis Procesional en el barrio de La Caleta de Interián, durante la mañana del Viernes Santo de 2011, con los pasos de El Nazareno (Nuestro Padre Jesús Cautivo) y La Dolorosa.

Foto propiedad del perfil de facebook "La Caleta Interian [sic]".

miércoles, 22 de febrero de 2012

Miércoles de Ceniza

Hoy, 22 de febrero, Miércoles de Ceniza, la Iglesia Católica da comienzo a la Cuaresma. Tenemos 40 días por delante para limpiar nuestro interior, para reflexionas y meditar sobre la ya muy cercana Pasión de Jesucristo, que acabará con la Resurrección y la Pascua, culmen de nuestra Fe.

En la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz, la celebración de la Eucaristía tendrá lugar esta tarde a las 6, con la imposición de la ceniza.

Mensaje del Papa para la Cuaresma


MENSAJE DE S.S. EL PONTÍFICE
BENEDICTO XVI
PARA LA CUARESMA 201
2
 
«Fijémonos los unos en los otros
para estímulo de la caridad y las buenas obras»
 (Hb 10, 24)

Queridos hermanos y hermanas

La Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad. En efecto, este es un tiempo propicio para que, con la ayuda de la Palabra de Dios y de los Sacramentos, renovemos nuestro camino de fe, tanto personal como comunitario. Se trata de un itinerario marcado por la oración y el compartir, por el silencio y el ayuno, en espera de vivir la alegría pascual.
Este año deseo proponer algunas reflexiones a la luz de un breve texto bíblico tomado de la Carta a los Hebreos:«Fijémonos los unos en los otros para estímulo de la caridad y las buenas obras»(10,24). Esta frase forma parte de una perícopa en la que el escritor sagrado exhorta a confiar en Jesucristo como sumo sacerdote, que nos obtuvo el perdón y el acceso a Dios. El fruto de acoger a Cristo es una vida que se despliega según las tres virtudes teologales: se trata de acercarse al Señor «con corazón sincero y llenos de fe» (v. 22), de mantenernos firmes «en la esperanza que profesamos» (v. 23), con una atención constante para realizar junto con los hermanos «la caridad y las buenas obras» (v. 24). Asimismo, se afirma que para sostener esta conducta evangélica es importante participar en los encuentros litúrgicos y de oración de la comunidad, mirando a la meta escatológica: la comunión plena en Dios (v. 25). Me detengo en el versículo 24, que, en pocas palabras, ofrece una enseñanza preciosa y siempre actual sobre tres aspectos de la vida cristiana: la atención al otro, la reciprocidad y la santidad personal.


martes, 21 de febrero de 2012

La Pasión silense en el Evangelio: Jesús, condenado a muerte

Señor de la Sentencia (Lc, 23:13-25)


 

23:13 Entonces Pilato, convocando a los principales sacerdotes, a los gobernantes, y al pueblo,

23:14 les dijo: Me habéis presentado a éste como un hombre que perturba al pueblo; pero habiéndole interrogado yo delante de vosotros, no he hallado en este hombre delito alguno de aquellos de que le acusáis.

23:15 Y ni aun Herodes, porque os remití a él; y he aquí, nada digno de muerte ha hecho este hombre. 

23:16 Le soltaré, pues, después de castigarle.

23:17 Y tenía necesidad de soltarles uno en cada fiesta. 

23:18 Mas toda la multitud dio voces a una, diciendo: ¡Fuera con éste, y suéltanos a Barrabás!

23:19 Este había sido echado en la cárcel por sedición en la ciudad, y por un homicidio.

23:20 Les habló otra vez Pilato, queriendo soltar a Jesús; 

23:21 pero ellos volvieron a dar voces, diciendo: ¡Crucifícale, crucifícale!

23:22 El les dijo por tercera vez: ¿Pues qué mal ha hecho éste? Ningún delito digno de muerte he hallado en él; le castigaré, pues, y le soltaré. 

23:23 Mas ellos instaban a grandes voces, pidiendo que fuese crucificado. Y las voces de ellos y de los principales sacerdotes prevalecieron. 

23:24 Entonces Pilato sentenció que se hiciese lo que ellos pedían; 

23:25 y les soltó a aquel que había sido echado en la cárcel por sedición y homicidio, a quien habían pedido; y entregó a Jesús a la voluntad de ellos. 


sábado, 18 de febrero de 2012

La restauración del retablo completa su primera fase

La restauración del retablo parroquial va a un ritmo muy bueno, incluso más rápido del que en un momento se podía prever. Esta semana, las obras han arribado al primer puerto: se ha procedido a la retirada de los andamios, signo ya de que la parte superior del retablo está acabada. Por otro lado, la parte inferior, la que se rueda en septiembre para facilitar la salida de la Virgen, sigue recuperando su color tradicional, un blanco marmóreo de singular belleza. Además, los trabajos en la puerta de entrada a la antigua sacristía y actual museo continúan descubriendo las tonalidades originales. 
Para ocultar los trabajos del proceso de restauración, el Altar Mayor ha sido cubierto con el velo morado, propio de Semana Santa, con lo que este año se da la casualidad de que ha sido colocado en unas fechas  muy tempraneras, incluso sin comenzar la Cuaresma. La imagen de la Virgen de la Luz contribuye a contrarrestar la sobriedad de la Capilla Mayor, aunque solo hasta el Miércoles de Ceniza, fecha inequívoca de que comienza el tiempo de preparación para la Pacua.

A continuación puedes ver más fotos de las obras:












viernes, 17 de febrero de 2012

Curiosidades de la restauración del retablo

Las obras motivadas por la restauración del retablo principal de la Parroquia de la Luz siguen dejando para la historia escenas únicas y curiosas. Sin duda, la más significativa es la de imagen de la Virgen de la Luz en pleno Altar Mayor, más cerca de todos sus fieles. En enero, coincidiendo con la festividad de San Antonio Abad, patrona y copatrono del municipio compartían sitio en la Capilla Mayor, dejando una estampa preciosa. Ahora, tras retirarse los andamios al finalizar la primera parte de las obras (que ya detallaremos mañana), podemos contemplar otra imagen curiosa: el fondo de la Capilla Mayor ha sido cubierto con el tradicional velo de Semana Santa sin haber comenzado aún la Cuaresma. A esto hay que añadirle que la Virgen de la Luz sigue presidiendo el Altar, lo que provoca un contraste entre la sobriedad penitente del velo y la alegría de la Virgen. Si puedes, pásate por la iglesia, porque estas estampas son muy difíciles de repetir.

jueves, 16 de febrero de 2012

Misa en recuerdo de los fallecidos en Piedra de Los Cochinos

Mañana viernes día 17 de Febrero, a partir de las 19:00 horas, en la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz, celebración de una eucarística en memoria de los jovenes fallecidos en la Galería de Piedra de Los Cochinos en Los Silos.

os familiares de las víctimas del accidente de la galería de Piedra de Los Cochinos en Los Silos, que cumple su 5º Aniversario, han programado para mañana viernes día 17 de Febrero, a partir de las 19:00 horas, en la Parroquia de Nuestra Señora de La Luz en Los Silos. Una celebración eucarística en memoria de los/as jovenes fallecidos para todas aquellas personas que les quieran acompañar.


Extraído de la web oficial del Ayuntamiento de Los Silos.

martes, 14 de febrero de 2012

La Pasión silense en el Evangelio: las negaciones de Pedro

Las Lágrimas de San Pedro (Mc, 14:66-72)


14:66 Estando Pedro abajo, en el patio, vino una de las criadas del sumo sacerdote;


14:67 y cuando vio a Pedro que se calentaba, mirándole, dijo: Tú también estabas con Jesús el nazareno. 

14:68 Mas él negó, diciendo: No le conozco, ni sé lo que dices. Y salió a la entrada; y cantó el gallo. 

14:69 Y la criada, viéndole otra vez, comenzó a decir a los que estaban allí: Este es de ellos.

14:70 Pero él negó otra vez. Y poco después, los que estaban allí dijeron otra vez a Pedro: Verdaderamente tú eres de ellos; porque eres galileo, y tu manera de hablar es semejante a la de ellos. 

14:71 Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco a este hombre de quien habláis. 

14:72 Y el gallo cantó la segunda vez. Entonces Pedro se acordó de las palabras que Jesús le había dicho: Antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces. Y pensando en esto, lloraba.


sábado, 11 de febrero de 2012

La restauración del retablo deja al descubierto el antiguo Sagrario del Altar Mayor

Pocos cambios se pueden apreciar este semana de los trabajos realizados en el retablo de la Iglesia de la Luz. Lo más importante, se ha conseguido quitar la puerta del antiguo Sagrario, dejando al descubiero el interior del mismo y una bella pintura del sacrificio de Isaac en la parte trasera de la puerta. Por otro lado, la parte superior del retablo ha adquirido más brillo y está prácticamente finalizada, a falta de algunos retoques con unas flores. 
A continuación puedes ver nuevas fotos:


















jueves, 9 de febrero de 2012

La belleza saliendo a la calle


Foto: paso del Santísimo Cristo de la Misericordia (Escuela Andaluza, hacia 1632), saliendo de la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz el Viernes Santo de 2010, para participar en la Procesión Magna, alumbrado por la Hermandad del Santísimo Sacramento.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Llevada por las mujeres


Foto: paso de María Magdalena, durante la Procesión Magna de 2009, a su paso por la Plaza de La Luz. Esta imagen es llevada tradicionalmente a hombros por las mujeres del municipio, y es uno de los pasos que más novedades ha presentado en los últimos años: nueva vestimenta, base y fanales (2011).

martes, 7 de febrero de 2012

La Pasión silense en el Evangelio: entrada en Jerusalén

La entrada triunfal en Jerusalén (Mt, 21:1-11)


21:1 Cuando se acercaron a Jerusalén, y vinieron a Betfagé, al monte de los Olivos, Jesús envió dos discípulos,

21:2 diciéndoles: Id a la aldea que está enfrente de vosotros, y luego   hallaréis una asna atada, y un pollino con ella; desatadla, y traédmelos.

21:3 Y si alguien os dijere algo, decid: El Señor los necesita; y luego los enviará.

21:4 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo:   

21:5  Decid a la hija de Sion:
He aquí, tu Rey viene a ti,
Manso, y sentado sobre una asna,
Sobre un pollino, hijo de animal de carga.



21:6 Y los discípulos fueron, e hicieron como Jesús les mandó;



21:7 y trajeron el asna y el pollino, y pusieron sobre ellos sus mantos; y él se sentó encima.  


21:8 Y la multitud, que era muy numerosa, tendía sus mantos en el camino; y otros cortaban ramas de los árboles, y las tendían en el camino.



21:9 Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!¡Hosanna en las alturas!


21:10 Cuando entró él en Jerusalén, toda la ciudad se conmovió, diciendo: ¿Quién es éste?


21:11 Y la gente decía: Este es Jesús el profeta, de Nazaret de Galilea.

sábado, 4 de febrero de 2012

Cofradías parroquiales de Los Silos, de las Ánimas a la Soledad

La historia cofrade de Los Silos no se limita a las tres hermandades que actualmente participan de los actos religiosos en el municipio. A lo largo de los años se han fundado y desaparecido numerosas cofradías. El historiador José Velázquez Méndez, en su libro Los Silos y los Yanes de Daute (2007), dedica un apartado a las cofradías de la Vera Cruz y Misericordia, y de la Soledad. Aquí puedes leerlo: