sábado, 18 de febrero de 2012

La restauración del retablo completa su primera fase

La restauración del retablo parroquial va a un ritmo muy bueno, incluso más rápido del que en un momento se podía prever. Esta semana, las obras han arribado al primer puerto: se ha procedido a la retirada de los andamios, signo ya de que la parte superior del retablo está acabada. Por otro lado, la parte inferior, la que se rueda en septiembre para facilitar la salida de la Virgen, sigue recuperando su color tradicional, un blanco marmóreo de singular belleza. Además, los trabajos en la puerta de entrada a la antigua sacristía y actual museo continúan descubriendo las tonalidades originales. 
Para ocultar los trabajos del proceso de restauración, el Altar Mayor ha sido cubierto con el velo morado, propio de Semana Santa, con lo que este año se da la casualidad de que ha sido colocado en unas fechas  muy tempraneras, incluso sin comenzar la Cuaresma. La imagen de la Virgen de la Luz contribuye a contrarrestar la sobriedad de la Capilla Mayor, aunque solo hasta el Miércoles de Ceniza, fecha inequívoca de que comienza el tiempo de preparación para la Pacua.

A continuación puedes ver más fotos de las obras:












No hay comentarios: