martes, 10 de abril de 2012

El Jueves Santo volvió a relucir más que el sol

Comenzaba el Triduo Pascual y Los Silos se disponía a vivir intensamente los días santos con la solemnidad correspondiente de estas fechas. A las 5 de la tarde comenzaba la Misa de la Cena del Señor en la Iglesia de la Luz, engalanada bellamente para la ocasión y con una gran afluencia de fieles. El Calvario presidía el Altar Mayor y un aroma a incienso inundaba el templo parroquial. Terminada la homilía, tenía lugar la ceremonia del Lavatorio de los pies que, un año más, contó con la participación de seis hermanos del Santísimo, tres del Señor de la Sentencia y tres de la Virgen de los Dolores. Al finalizar la Comunión, y como marca la liturgia del Jueves Santo, el Santísimo Sacramento fue trasladado al Monumento para el comienzo de la adoración continua. En el Monumento de este año predominaban las tonalidades verdes de las numerosas macetas de helechas y las plantas aromáticas que cubrían el suelo; la candelería, agrupada a ambos lados del Sagrario; y una hermosa novedad: un chorro de agua que manaba de una de las tinajas de barro y que acompañó la meditación ante el Señor en todo momento.

Sobre las 6 y veinte minutos de la tarde daba comienzo la Procesión del Señor Preso, con los pasos de San Juan Evangelista, el Señor de la Sentencia, el Señor de la Humildad y Paciencia, y la Virgen de los Dolores, con el acompañamiento de las tres hermandades de nuestra Semana Santa, así como por la Corporación Municipal y la Agrupación Musical "Nueva Unión".

Una mayor separación entre las imágenes permitió un distanciamiento más cómodo entre las hermandades y que la procesión luciera más por las calles del casco. En apenas 40 minutos, el cortejo regresaba a la Parroquia, tras pasar por el Cantillo y rodear la Plaza de La Luz, en un recorrido que, volvemos a insistir, requiere ser ampliado en los próximos años, a beneficio de la propia Semana Santa silense.

Ya por la noche, a las 10, era el turno de la Hora Santa, que este año consistió en una meditación grabada (pero muy bella) y que contó con la asistencia de menos fieles que en años anteriores. El Jueves Santo finalizaba y Los Silos se preparaba ya para recibir al día de la Cruz, acompañando a Cristo hasta el Gólgota.

El detalle: la imagen de San Juan dio algunos problemas a sus cargadores, hasta que finalmente lograron coger el paso en la Plaza de La Luz.

El destacado: la llegada de la Procesión del Señor Preso a la plaza, donde la esperaban numerosas personas para presenciar el solemne cortejo.

Las fotos de la Procesión del Señor Preso:


Las fotos de los pasos procesionales y del Monumento al Santísimo Sacramento:



Así sonó el Jueves Santo (desconecta la música de fondo al final de la página):











Vídeo de la procesión:

No hay comentarios: