martes, 22 de enero de 2013

Las catorce estaciones de la parroquia de la Luz

La iglesia de Nuestra Señora de la Luz alberga en su interior unas pequeñas obras de arte que, habitualmente, pasan desapercibidas para los fieles que suelen visitar el templo con asiduidad. Nos referimos a las pinturas que conforman las catorce estaciones del Vía Crucis. Además de estar enmarcadas en unos pequeños retablos de bella factura, estas obras tienen la peculiaridad de estar realizadas con una especie de bajorrelieve que dota a cada representación de las estaciones de un interesante efecto tridimensional y de profundidad. Están ubicadas en la iglesia de la siguiente forma (por orden): dos en la capilla del Sagrado Corazón, diez en la nave del templo (cinco en cada lado) y otras dos en la capilla de la Misericordia.















1 comentario:

PEPE LASALA dijo...

me parecen una auténtica joya, y además están muy cuidadas. Gracias por mostrarlas. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.