domingo, 24 de marzo de 2013

Ramos y palmas para recibir al Hijo de Dios en Los Silos

Comienza oficialmente la Semana Santa por todo lo alto, como no podía ser de otra forma. Y lo hace con un Hijo que se sube a lomos de un burrito para entrar en Jerusalén y prepararse para la celebración de la Pascua. 

Los Silos volvió a vivir esa entrada triunfal este Domingo de Ramos. A las 11 menos cuarto de la mañana, la Hermandad del Santísimo Sacramento, los monaguillos y el párroco salían de la Iglesia de Nuestra Señora de la Luz, rumbo a la Plaza del Calvario, para dar comienzo allí a las celebraciones del día. Mientras tanto, los fieles iban congregándose abajo y haciéndose con ramos de olivo para su posterior bendición. Momentos antes de las 11, el paso de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén abandonaba la Capilla del Calvario y se introducía la liturgia del día. Era el momento de la bendición de las palmas y ramos de olivo, y la lectura del Evangelio que narra el hecho que hoy se conmemoraba. Posteriormente, la comitiva marchaba en procesión hacia la Parroquia de la Luz, dejándonos la bella estampa de ese bosque de olivos subiendo por la calle de La Estrella.

No fue el Domingo de Ramos soleado al que nos habíamos acostumbrados, pero la panza de burro no le restó brillantez a la procesión. Ya en la Parroquia, no sin alguna dificultad propiciada por las hojas de palmeras que decoraban la nave, la imagen del Señor se instalaba en la Capilla Mayor y proseguía la liturgia del día, que tuvo como plato fuerte la lectura de la Pasión según San Lucas. Ya es Semana Santa en Los Silos.








No hay comentarios: