domingo, 15 de septiembre de 2013

La refundación de la Cofradía de la Vera Cruz y Misericordia pone el broche a las Fiestas de La Luz 2013

Una veintena de hombres se comprometieron este sábado como cofrades de la que es, nuevamente, la hermandad decana de Los Silos

Los Silos despidió este fin de semana los actos religiosos de las Fiestas de La Luz con las celebraciones en honor al Cristo de la Misericordia y la Octava de la Virgen.

El sábado por la noche, la Parroquia de Nuestra Señora de Luz acogió la refundación de la Cofradía de la Vera Cruz y Misericordia, creada en 1614 en Los Silos. En el acto participaron en torno a una veintena de hermanos, a los que el párroco, Argelio Domínguez, impuso la medalla que los acredita como cofrades, tras haber profesado su fe en el Altar ante los fieles y besar los santos Evangelios a los pies del Cristo de la Misericordia. Del mismo modo, José David Luis-Ravelo asumió el cargo de hermano mayor y recibió de manos del párroco la vara correspondiente.

Domínguez animó a los nuevos hermanos a cargar, no solo con la imagen de Cristo crucificado, sino también con la cruz que supone portar la medalla de la cofradía, “que puede ser más pesada que la otra”, advirtió.

Tras la Eucaristía, los cofrades de la Vera Cruz portaron a hombros a su imagen titular por las calles de Los Silos, acompañados por las hermandades del Santísimo Sacramento y del Señor de la Sentencia, así como por numerosos fieles que no quisieron perderse la ocasión de contemplar al Cristo de la Misericordia en su lento recorrido por el casco de la localidad bajo la luz de la Luna y el redoble de tambores de la Agrupación Musical Nueva Unión.

Finalizados los actos del 14 de septiembre, festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, este domingo correspondía celebrar la Octava de las Fiestas en honor a Nuestra Señora de la Luz y, con ella, la culminación de los actos religiosos. A la solemne Eucaristía en el templo parroquial, con la asistencia de las hermandades de la Vera Cruz y Misericordia, y del Santísimo Sacramento, le siguió la procesión con las imágenes de la Virgen de la Luz y del Cristo de la Misericordia, portada esta última a hombros nuevamente por sus cofrades y con el acompañamiento de la corporación municipal. A su término, se procedió a la elevación de la imagen de la Virgen a su camarín, como ya ocurriera el pasado 6 de septiembre en el acto más tradicional de las Fiestas, pero esta vez para quedarse en su camarín hasta los festejos de 2014.

La imagen del Cristo de la Misericordia permanecerá en el Altar mayor de la iglesia de Nuestra Señora de la Luz para su veneración hasta el próximo viernes, cuando regresará a su retablo en la capilla de la Misericordia.

No hay comentarios: