sábado, 5 de abril de 2014

Lo que el ojo no ve

Daniel Pinelo

Los cultos de la Semana Santa destacan por su elegancia y vistosidad. Entramos en las iglesias y admiramos la belleza de los adornos florales, la majestuosidad de las imágenes en sus andas o el recogimiento del Monumento al Santísimo. En la calle, las procesiones parecen fluir por las calles casi de modo automático, casi sin improvisación. Todo parece sucederse con la mejor idoneidad.

Sin embargo, la realidad es bien distinta. El correcto desarrollo de los actos lleva consigo muchas horas de trabajo, desvelos e, incluso, nervios. La Semana Santa de Los Silos no podría celebrarse con la exquisitez que la caracteriza sin decenas de personas que, años tras años, ceden altruistamente parte de su tiempo personal al servicio de la comunidad. Desde la preparación de las lecturas hasta el ensayo de las marchas procesionales. El pueblo de Los Silos se afana en embellecer sus templos con las mejores flores, disponer de lo necesario para las procesiones, poner a puntos los pasos antes de su salida a la calle, conseguir las palmas y olivos para el Domingo de Ramos... y así, un sinfín de preparativos que anualmente se realizan para el deleite de todos los fieles.

Es la Semana Santa que no se ve. Quizás usted se haya preguntado alguna vez cómo se traslada el cariñosamente denominado Señor del Burrito desde la iglesia de la Luz hasta la capilla del Calvario, quiénes son las personas que conducen los carros de los pasos más pesados en la procesiones o cómo llegan puntualmente San Juan y la Virgen Dolorosa al encuentro de Jesús Nazareno cada mañana del Viernes Santo. O puede que, por el contrario, haya sido testigo en alguna ocasión de estas labores. En ese caso, seguro que se ha detenido a pensar qué les mueve a todas esas personas, hombres y mujeres silenses, a realizar esos trabajos. La respuesta no es otra que la fe. Porque sin fe, el velo morado no caería impecablemente en la Vigilia Pascual, ni el Adiós a la vida irrumpiría en el templo parroquial de la Luz cuando la Virgen asoma por el atrio.

(Programa oficial de Semana Santa 2014)

No hay comentarios: