domingo, 13 de abril de 2014

Luz y calor para recibir al Señor en Jerusalén

Contra todo pronóstico, afortunadamente, el tiempo acompañó y Los Silos pudo entrar oficialmente en su Semana Mayor con toda la elegancia de este Domingo de Ramos. A las 11 de la mañana comenzaba la celebración litúrgica en el Calvario. Allí, el paso de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén abandonaba la capilla para estrenar un nuevo carro procesional, bellamente adornado para la ocasión. Con la bendición de los palmitos y los ramos de olivos el cortejo partía rumbo a la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz para celebrar, allí, la solemne Eucaristía de este día.

Acompañado por la Hermandad del Santísimo Sacramento y por todos los fieles agitando los ramos, la imagen del Señor a lomos de una burrita subía por la calle La Estrella hacia la Plaza de La Luz, donde algunas personas foráneas contemplaban la procesión y aprovechaban la ocasión para fotografiarla. En el templo parroquial aguardaban también varias decenas de fieles. Allí, todos juntos, presenciaban la entrada triunfante del Jesús en la iglesia, en Jerusalén, para comenzar la Pasión.

En este soleado y apacible Domingo de Ramos, el pueblo de Los Silos se sumerge, ya de lleno, en la Semana Santa. Mañana y el miércoles con las celebraciones penitenciales, así como con la llegada del Señor de la Sentencia al casco silense este último día, serán los antecedentes idóneos para un solemne Triduo Pascual que, una vez más, volverá a brillar con luz propia.

No hay comentarios: